23 jun. 2011

VERDE Y OCRE




Este bolso me ha costado terminarlo. Igual que hay cosas que te salen rodadas hay otras que de repente no puedes acabar. Eso me ocurrió con este bolso. Me imagino que tenía una idea en la cabeza y a la hora de ponerle un detallito que le diera el punto final, no acababa de rematarlo. Uno y otro día, en medio de otras cosas me ponía con el......después de estar un rato y probar diferentes complementos, volvía a dejarlo en la cesta de los inacabados (un día os la enseñaré, es una cesta que compré en Baños de Montemayor, sin ninguna finalidad, pero me gustó tanto que me la traje para casa.....después de diferentes usos, ahora contiene los bolsos que tengo que acabar). Reconozco que me ha costado y que cada día me enfadaba un poco mas con el....bueno, conmigo.
El domingo por la tarde, como si nada, cuando comenzó a refrescar un poco, salí de casa, me senté bajo el fresno y me puse con el. Sin parar y sin pensar lo acabé, aquí lo tenéis......y por supuesto.....me lo hubiera quedado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario